La garantía de la defensa jurídica en el seguro

La gran mayoría de pólizas de seguro que examinamos habitualmente en el departamento de responsabilidad civil de ADVISORIA incluyen la cobertura de defensa jurídica.

La defensa jurídica contratada es muy útil cuando sufrimos un siniestro cubierto por la póliza, pues también tendremos cubierta la defensa y reclamación de los daños.

Pero aunque la compañía nos pueda designar a un abogado, la defensa jurídica significa además que el asegurado puede libremente designar al abogado particular de su confianza a cargo de la compañía de seguros.

Es decir, la cobertura incluye la libre designación de un abogado para la reclamación de los daños y perjuicios cuyos honorarios deben ser abonados por la compañía al asegurado hasta el importe máximo contratado en caso de haber contratado defensa jurídica limitada.

La defensa jurídica incluye además de los honorarios de abogado, también los de aquellos profesionales cuya intervención fuera precisa en un procedimiento judicial como procurador o peritos.

En ADVISORIA, defendemos los intereses de los perjudicados en accidentes por libre designación con el fin de procurar la indemnización íntegra de los perjuicios causados, tanto personales como patrimoniales.

Deixa un comentari